domingo, 19 de abril de 2020


No querías que me fuera
ya había sacado los pasajes
necesitaba saber cómo era estar lejos físicamente de vos
vivir otras cosas
lejos de tu casa
la comodidad de los días iguales
a veces me preguntaba por qué te gustaba tan poco caminar
a mí me encantaba
si hubieras accedido a ese deseo me hubiera quedado
hablar de cosas que viéramos al pasar
ni pensar
ni escribir
ni hurgar
sólo señalar miniaturas del paisaje
abejas
grillos
flores
nubes
a vos te gustaba vivir con las persianas bajas
cerveza
y que estuviera dispuesta a la pelea.

Qué lindo fue irme muy lejos
llamarte desde otro país
que me contestaras con voz tosca
y que luego de pocas palabras
te cortara.

Con un amigo recorrimos una ciudad enorme
visitamos cada lugar que se nos presentaba.
Él quería quedarse un tiempo más
pero al cabo de un rato quería decirte en persona que, si bien te quería,
ya no quería estar con vos.

Todavía sueños a veces
que nos encontramos en un parque
una fiesta en la que estamos alegres
bailamos cualquier paso hasta la mañana siguiente
pero cuando el sol sale radiante sobre nuestras cabezas mareadas
es un indicador que debo irme.
A tu casa no. Nunca más volví a tu casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario